Bismark, España, la Innovación y Nacionalismo

Otto Von Bismark, Canciller Alemán (1871-1890), considerado el fundador del Estado alemán moderno, dicen que alguna vez dijo :

“La nación mas fuerte del mundo es sin duda España. Siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha logrado. El día que dejen de intentarlo volveran a ser la vanguardia del mundo”Bismark

El histórico Canciller, acierta -a mi juicio- en lo evidente: “Siempre ha intentado autodestruirse…”, lo demás es muy discutible. Ya antes de 1492, los castellanos guerreaban con quien quisiera -o no- vérselas con ellos. Si habían enemigos, bien, si no, se los buscaban, incluso entre sus propios nobles.

Los Aragoneses tampoco se quedaban mancos. Es un decir porque después de las batallas mas de uno perdió algo mas que la honra.

Volviendo al tema de Castellanos y Aragoneses (los de aquellos siglos, no vaya a ser que alguien crea que me refiero a alguno en particular y de ésta época). El tema de éstos – los antiguos castellanos y aragoneses- fue Guerrear.

Pero tanta guerra y tanto enemigo trae sus consecuencias.

Estas guerras sin fin, generaron -como cualquier guerra- un sinfín de deudas. Los diezmos que se recaudaban no podían costear tanta incursión militar. Es decir que, para mantener sus hábitos guerreros, debían acudir a banqueros, prestamistas de reinos y demás “lobos de Wall Street” de la época. Venecianos, Florentinos, Holandeses -entre otros- se frotaban las manos con los intereses venideros. Si al menos se hubiesen utilizados parte de los prestamos para una I+D en armamento, los intereses hubiesen estado bien empleados, pero no fue así. Sólo se usaban los prestamos, para “Guerrear”, no para desarrollar y menos innovar.

De tal manera que ya para 1492, los Reyes Católicos (él, Aragonés y la ella, de Castilla) sumaban por separado una cuantiosa deuda y sus consabidos intereses.

Tanto es así que dichas deudas hicieron que, del total de la plata traída de Sudamérica (algunos cálculos en euros realmente asustan), plata extraida principalmente de Cerro Rico (Potosí – Bolivia) desde 1535, se quedaran en el Reino “Católico” menos del 1 %, el resto fue para pagar deudas, intereses, intermediarios etc.

Por tanto, se hace evidente que no habían ingresos suficientes para desarrollar ningún tipo de I+D. Ni dinero, ni mentalidad de desarrollo ni de innovación (los ingleses, franceses, alemanes, holandeses, en cambio si las tenían), ni tampoco ganas de tenerlas; había que guerrear, ahora claro está, con los indígenas pero también con otros conquistadores.

Y así vamos llegando a mediados del siglo XIX -perdón por el salto abrupto de época, pero del XVI al XVIII, poco o nada cambió en la mentalidad de los gobernantes españoles, fueran regios o no-, cuando los diferentes frentes abiertos con las colonias de ultramar origina que España llegue tarde a la revolución industrial…y así suma y sigue. Recordemos que hacia 1898 se seguía “guerreando”, en esta ocasión con Estados Unidos de Norteamérica (guerra perdida y perdida Cuba). Unos años mas tarde, en 1921 otra “guerra”, otra derrota, esta vez en en el desastre de Annual, perdiendo el protectorado de Marruecos…

Algunos pensarán : “pero no sólo España ha estado en conflictos, mantenido guerras con otros, etc”. Y sí, Francia, Inglaterra, Países Bajos, Alemania, también, pero hay una gran diferencia entre “sus guerras” y las de España, la idea de investigar para desarrollar innovando, es decir “estar a la vanguardia”, el poder no sólo por las armas, también por el conocimiento. Tal vez, puede que la iglesia católica (mas bien sus dirigentes) de las diferentes épocas, algo tuviera que ver en ello.

España es un continuo “Déjà Vu”. No se ha sabido invertir en verdadera I+D y ya ni hablar de Innovación. Históricamente, la sed guerrera (ganando o perdiendo), la avaricia, la “picaresca” y el “Cainismo” español, ha derrotado a España una y otra vez, y -creo- lo seguirá haciendo…

Para que una sociedad (o un País, como usted quiera, tenga o no un estado) tenga opciones de ser, o estar cerca de, la vanguardiaikurriña entre sus pares, debe como mínimo tener mentalidad innovadora, invertir en recursos (humanos y económicos) y además tener una visión verdaderamente nacionalista, entendiendo el nacionalismo como el amor a una tierra, cultura y a una manera de ser y el orgullo de pertenecer a la misma (ahí están de nuevo Ingleses, Franceses y Alemanes). Nacionalismo es un conjunto de sentimientos a los cuales los ciudadanos dan valor y que los aglutinan en torno a un objetivo común, el vasco y el catalán son ejemplos de ello. Está por encima de unas siglas porque esta dentro del corazón de sus gentes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS PROPIOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s