MUJER Y SOCIEDAD CIVIL

No puedo sino estar de acuerdo con el articulo de opinión aparecido el día 26 de agosto de 2011, en la sección TRIBUNA ABIERTA del periódico DEIA, bajo la firma de Blanca Estrella Ruiz, Presidenta de la Asociación “Clara Campoamor que con el título de : “Denuncia: sí, con garantías; ¿quién la protegió?”,

Cuando una mujer dice no, ¡ES NO!

nos exhorta a la reflexión sosegada, a la crítica y la autocrítica tan necesarias en estos aciagos días -no sólo por el asesinato de Deisy Mendoza- que deberían estremecernos hasta lo mas profundo de nuestras conciencias. En efecto, son malos tiempos para la solidaridad comunitaria, malos tiempos para el respeto social, malos tiempos, en fin, para la convivencia activa y propositiva. Y lo son porque, aunque son muchos los que trabajan día a día en reforzar aquellos valores que hemos ido descuidando según fue avanzando el estado de bienestar (fondos de cohesión incluidos), aquel estado de bienestar que nos ha nublado la vista y nos a hecho pensar mas en nosotros mismos que en el conjunto, aunque son muchas las personas que aun se esfuerzan por retornar a esos valores digo, nuestra sociedad aún no logra desterrar situaciones tan dolorosas que nos llevan a observar las noticias con un animo de inmediatez. Quiero decir, hoy nos llevamos las manos a la cabeza por el vil asesinato de Deisy pero, mañana o pasado, quizá ya se nos haya olvidado y nuestra preocupación se centre en otros temas. O peor que eso, a fuerza de repetir noticias, colectivamente nos vamos diciendo…”una muerte mas”, “un país mas muriendo de hambre”, “una guerra mas” etc…es decir, lo vamos “cotidianizando” de tal manera que cooperamos a que, lo que no debería ser jamás algo “normal”, lo asumamos como “parte del paisaje”.

Y si te dice "NO", sé un hombre y acéptalo...

Cuando se me ha preguntado he dicho -como muchas otras y otros- que hay que enseñar a nuestras niñas y niños, a nuestras jóvenes y nuestros jóvenes que “cuando una mujer dice no, es NO”. Pero claro, esto debemos asumirlo todos, y cuando digo todos, digo la sociedad civil toda, administraciones, poder judicial, asociaciones, fundaciones, medios de comunicación, ONGs, empresas, vecinos y vecinas. Ahora bien, cuando juntos trabajamos, en conjunto debemos utilizar herramientas consensuadas y efectivas. Sensibilización, Prevención y Educación, entendiendo por ésta ultima los valores y ejemplos que transmitimos a los demás, no confundamos educación con formación.

Las propuestas para mejorar estas herramientas deben ser atendidas, provengan de donde provengan, tomando en cuenta a todas y a todos.

Dicho lo anterior, también debemos fijarnos en las herramientas que el código penal nos da y con las que cuentan las y los jueces para impartir justicia a tiempo y equitativamente.

Y así llegamos a un punto tan vital, o mas, como son las herramientas políticas. Y he aquí que la autora del articulo antes mencionado, nos recuerda cómo en el pasado reciente han existido herramientas, en forma de directrices, que por algún motivo se han dejado de lado. Pero el artículo va mas allá de la crítica y la autocrítica, el articulo en cuestión nos aporta propuestas. Las 4 enumeradas en él son, a mi modesto criterio, medidas que no deberían tener oposición en ninguna formación política que se precie de defensora de la vida (y entiendo que todas las que resultaron elegidas en los últimos comicios, lo son). Tampoco debería haber impedimento económico, mal andaríamos si alegásemos la actual situación de crisis para no destinar presupuesto a la defensa de la vida. No, no debería haber problema alguno. Y, es que además, esta 4 propuestas sirven también para otros tipos de delitos que también generan alarma social e indignación. Se trata de mirar, no de ver, de escuchar, no de oír. Las propuestas a las que me refiero, abarcan el ámbito del estado español.

¿Y aquí en Euskadi?. Pues también la asociación “Clara Campoamor” hace propuestas y, según escribe Blanca Estrella Ruiz, y no tengo porque dudar de su palabra, el Lehendakari las ha oído en primera persona. Leo las propuestas hechas a nuestro máximo mandatario autonómico y me parecen de sentido común. Se trata de “arropar” a nuestras mujeres, jóvenes y niñas. Se trata de ser ese estado de derecho protector que toda víctima necesita.

...y además es una mujer, la creadora de vida...

Llevamos, en Euskadi en lo que va de año, cuatro mujeres asesinadas. Ocho familias rotas por el dolor (las familias de los asesinos también son víctimas de esta violencia). Y he aquí que hay un dato mas que algunos utilizan para crear mas indignación y mas alarma social. En algunos de esos crímenes, el autor a sido un ciudadano de origen extranjero. ¿Es la inmigración origen de delincuencia?, rotundamente no, la delincuencia es, en la mayoría de los casos fruto de la marginalidad, de la exclusión social. Bien es cierto que hay delincuentes -sean nacidos en tierra vasca o allende nuestras fronteras- a los que el delito les sale mas rentable que el trabajo. Bien es cierto que algunos delincuentes, delinquen porque nuestra legislación es, en ciertos delitos, muy laxa. Pero no menos cierto es que la delincuencia no tiene nacionalidad. Porque, ¿porqué si no los países tienen cuerpos de policía?. Convendremos que la Ertzaintza -por poner un ejemplo- se institucionaliza en 1982, año en que la inmigración significaba -según diferentes censos- un 0.30 por ciento de nuestra comunidad, es decir unos 4.000 extranjeros aproximadamente. Entonces, ¿se crea la ertzaintza como cuerpo policial, por la ingente ola de delitos perpetrada por extranjeros?. Obviamente no. Se crea, entre otros motivos, porque una sociedad necesita tener una institución policial para efectuar una labor de prevención, de investigación y de ejecución de los edictos judiciales, es decir, porque toda sociedad genera y tiene su propia delincuencia. Llegados a este punto de mi reflexión, algunos y algunas que escriben en las ediciones digitales de los periódicos -con el anonimato que les brindan sus seudónimos- cuando imaginan o tienen la certeza que hay un inmigrante involucrado en algún delito argumentarán que, “las estadísticas” dicen que la mayor cantidad de delitos son cometidos por inmigrantes, que vienen aquí a delinquir, a llevarse las ayudas “especiales” que hay para ellos, etc, etc, etc. Si hablamos de estadística, ésta ciencia que recolecta, analiza e interpreta datos nos dice que si yo tengo dos coches y usted ninguno, ambos tenemos un vehículo cada uno, o incluso mas, si usted posee tres vehículos, y yo ninguno, usted y yo tenemos un coche y medio cada uno. ¿Absurdo, no?. Como absurdo es asimilar delincuencia, igual inmigración.

 

No dejes que se calle...

No conciudadanos, entendamos que el asesinato de nuestras mujeres, así como la delincuencia y la crisis, son problemas sociales que nos afectan a todas y a todos, tengan sus autores el origen que tengan. Como sociedad debemos ser solidarios con aquellos que lo necesitan, severos con aquellos que quieran estar al margen de la ley e inflexibles con quienes cometen delitos de sangre, tengan o no consecuencia de muerte. Y aquí no caben ambigüedades ni reticencias de ningún tipo. Debemos actuar siempre en clave ciudadana y apegados a estado de derecho, provenga el delincuente de donde provenga. No es el origen del criminal el que nos afecta como sociedad, son su comportamiento, su conducta delictiva y de desprecio por el resto de conciudadanos, los que rompen nuestra estabilidad social.

Acabo como empece, no puedo estar mas de acuerdo con Blanca Estrella Ruiz en lo que a sus propuestas, estatales y autonómicas, se refiere. Y me sumo a su petición.  Lehendakari Lopez, haga gala usted de ese sentido común que, como usted sabe, no siempre es el mas común de los sentidos y lidere ese cambio. Sientese a dialogar con los sectores implicados que somos todos porque todos somos parte del problema y todos seremos parte de la solución, juntos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS PROPIOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s