Periodistas (Deportivos o no) : Información v/s Opinión, y la Delgada Línea que les separa de la Manipulación.

Como contestación a mi artículo “Libertad de Expresión y el Rey, un fallo”, publicado también en éste Blog, me he encontrado en el Blog del Correo Digital (http://blogs.elcorreo.com/antro-apologia/2010/12/2/libertad-expresion-y-rey#c53888849), con la siguiente opinión :

 

“Walter García dijo

Quizá pueda resultar más prudente que prohibamos a los periodistas deportivos opinar sobre cuestiones políticas, de paso, también podríamos prohibírselo a los pinchadiscos…Así, en el caso de Abellán, matamos dos pájaros de un tiro… y el Señorito Hans se queda tranquilo.

09 Diciembre 2010, 20:17”.

 

Quien haya leído el artículo ya mencionado, podrá haberse dado cuenta que en ningún momento, hago mención expresa a “prohibir” a nadie su libertad de expresión y/o de opinión. Mas bien todo lo contrario, el articulo alerta a leer con detenimiento lo que se escribe, a escuchar atentamente lo que se dice y en base a ello reflexionar sin apasionamiento. Hago una critica a la manipulación de la información. Hay quién a creído leer otra cosa. Ha mal interpretado mis palabras. Y claro, ha dado su opinión, sin reflexionar adecuadamente (¿o en verdad lo ha hecho y por lo mismo me ha contestado en tono burlesco?).

 

Yo interpreto sus palabras y me pregunto : ¿me querrá decir que hay que decir “amén” a todo lo que diga un periodista, tenga “mención” en deporte o no?.

 

Permítanme un breve inciso. Yo creo que la denominación “periodista deportivo” no es la adecuada. Algunos (demasiados diría yo), mas que dar información dan “su” opinión. Y en lo que respecta a lo de “deportivo”, generalmente de lo que hablan es de fútbol. Es decir que la denominación mas idónea para algunos, por estar mas apegada a la realidad, debería ser : “opinologos futboleros”.

 

Prosigo en mis preguntas.

 

La ironía de la que hace gala el señor García, ¿se deberá a que, a sus incrédulos ojos, he cometido el gran error de criticar la megalomanía de algunos?. Megalomanía –por otra parte- que les impide a algunos ver lo peligroso que es decir cualquier cosa con tal de tener audiencia. ¿O es que él sabe que algunos comunicadores, no es que no puedan ver esto, mas bien lo utilizan a sabiendas?.

 

¿Será que el aludido, se ha sentido mas aludido que nunca porque cree que el sólo hecho de ser periodista y/o tener un micrófono, da “patente” para dar por información lo que sólo es opinión?.

 

Incluso aunque se dijese expresamente que es sólo opinión, hay que tener en cuenta que : éste es un país en el que se lee mas sobre “la Esteban” que sobre historia y se vende mas un periódico deportivo o la prensa rosa o amarilla que un libro, una enciclopedia o cualquier texto que nos cultive intelectualmente. Dicho de otro modo, mucha gente “se traga” todo lo que le echan. Por tanto hay que tener una cierta ética antes de emitir opinión. Luego no basta con “echarse las manos a la cabeza” por lo que hacen algunos descerebrados que se han sentido enardecidos por las palabras del “líder de opinión” de turno. No, no basta y además es una actitud hipócrita. Tirar la piedra y luego esconder la mano. Caballero (con o sin armadura), es a esto a lo que me opongo. Es precisamente la tergiversación mal intencionada –como la suya- la que critico.

 

Alguien me dijo que lo importante no son las palabras, ni los hechos, ni las actitudes, lo importante, lo que debiera medir a un ser humano es : LA CONDUCTA. Sí, la que se tiene, se muestra y se mantiene a lo largo de la vida.

 

A ver si usted lo puede entender de esta otra manera. Pongamos que a un equipo de fútbol, el RACING DE SANTANDER por poner un ejemplo, le han perjudicado las decisiones del arbitro en un partido y al final del mismo y durante lo siguientes días, el Presidente del Club y los jugadores, no hacen sino manifestar abierta o veladamente que ese arbitro “ la tiene tomada” con el Racing de Santander y además los “opinologos futboleros” mal utilizan esa opinión y la dan como información, dándole de esa manera carácter de verdad absoluta. ¿Qué cree usted que hará parte (aunque mínima) de la afición que sigue y da por bueno lo que el “opinologo futbolero” dice, la siguiente vez que vea a ese arbitro en el estadio?. ¿Vale luego rasgarse las vestiduras si un necio, soliviantado por las palabras del opinologo, le lanza un objeto al arbitro hiriendo a alguien?. ¿O usted es de los que opina que ahí el único culpable es el necio y que el opinologo no tiene responsabilidad ninguna?. ¿Le suena a que haya pasado estoen algún campo de fútbol?

 

Yo creo que el necio es culpable. Pero el otro, el que alienta irresponsablemente los actos del necio, es responsable y por tanto debe ser criticado, cuando menos, por escudarse en la libertad de expresión y opinión, transformándola en un todo vale con tal de servir a los intereses editoriales, partidistas, religiosos y/o de audiencia.

 

Le recuerdo –a usted también, señor García, por si se ha saltado esa parte de mi escrito- que, la Audiencia Nacional dictó que el pitar al Rey no era constitutivo de delito. Le puede gustar mas o menos, puede usted ser mas o menos monárquico, pero eso no le da pábulo a nadie para utilizar un medio de COMUNICACIÓN, para sembrar la sombra de la duda con algo tan sensible para unos y otros. Cuando José Antonio Abellán opinó que el fallo de la Audiencia Nacional podía sentar las bases para ulteriores agravios nacionales. Cuando repetía reiteradamente que “en ningún país del mundo se permite esto, en ninguno”. Cuando manifestó que “había que mirárselo”, porque si esto seguía así, él vaticinaba un futuro desolador de agravios a los “símbolos” del estado y con ello la fractura de una sociedad, podría haber sembrando una semilla, en algunas mentes, cuyos frutos nos pueden envenenar a todos.

 

Sin animo de enseñarle nada (al señor García, ni a nadie), creo que un ejemplo de la manipulación social a la que hago mención se puede observar si se estudia la historia antropológica de –por ejemplo- Hutus y Tutsies después de “la aportación” de los colonos y gobierno belgas de la época colonialista. El que lo haga verá que el odio mostrado entre esos pueblos y que desembocó en unos terribles sucesos en el siglo XX, no fue debido a rencillas atávicas de tribus africanas, mas bien fue el resultado de una manipulación perversa y continuada por la cual los belgas crearon diferencias entre ambos grupos. Diferencias basadas en la opinión de los europeos coloniales que fueron arraigando en las mentes y corazones de unos y otros.

 

Es el endiosamiento de algunos profesionales y la manipulación que realizan lo que critico, no es la profesión en si misma. No debemos permitirnos el lujo de creer que el periodista es mas importante que la noticia. Que el juez es mas importante que la justicia.

 

Por lo demás, señor WALTER GARCÍA, si quería usted ridiculizarme con la expresión “señorito”, recuerde que no ofende quien quiere, sino quien puede. Por último, si aún hay quien después de leer esto insiste –mentecatamente- que mi tranquilidad está directamente ligada al perjuicio de un tercero, es que no sólo es un necio, además está envenenado por la frase : “quien no está conmigo, está contra mi” y ya nadie le podrá bajar del “olimpo”.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS PROPIOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s